viernes, 6 de junio de 2014

Una tarde para olvidar

En una isla del Miño, se quedó sin siesta...
En la Naturaleza (o en lo poco parecido a ella que quede) se puede, además de medir, clasificar, contar, pesar......... sentir, pensar. 
Un corzo en una tarde plomiza, de pocos versos y algún que otro golpe.




Un saludo!


Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal