domingo, 30 de enero de 2011

Cajas nido para páridos





En esta entrada os mostraré un conjunto de imágenes del proceso de construcción, instalación, seguimiento y mantenimiento de una  flotilla de 20 cajas-nido (4 unidades / ha.) para páridos que mantengo desde hace cinco años, aúnque mi experiencia con ellas se remonta a los años 80. A través de los pies de foto trataré de que os hagáis una pequeña idea de en qué consiste la actividad. Para los que deseéis profundizar en el tema os recomendaría el libro "Guía de las cajas nido y comederos para aves y otros vertebrados" de Baucells, J., Camprodon, J., Cerdeira, J. y Vila, P. (2003) Lynx Edicions, Barcelona. 


1.¿Porqué son necesarias?


Determinados aprovechamientos favorecen la existencia de oquedades...



...

...mientras que otros la evitan.

Las cavidades son utilizadas por las especies trogloditas (que utilizan oquedades para criar, hibernar, descansar, etc...) para construir sus nidos y dependen absolutamente de la existencia de estas para cerrar su ciclo biológico.



Por si no fuese suficiente justificación su valor intrínseco como especies, nos proporcionan lo que algunos denominan "servicios ecosistémicos". Entre ellos, controlan las poblaciones de insectos ya que diariamente repasan hasta el último rincón de sus hábitats en busca de alimento.

Un joven herrerillo común "limpiando" un sauce (Salix sp.)

...
Carboneros y herrerillos son grandes depredadores de procesionaria del pino.


Además, los talleres de cajas nido son una útil herramienta para la educación ambiental, promoviendo valores y actitudes como:


  • Predisposición a la observación de la naturaleza
  • Interés por los ecosistemas próximos
  • Concienciación de lo que implica el trabajo con seres vivos
  • Capacidad de trabajo en equipo, etc

2. ¿Cómo se construyen?

Existen muchos modelos, materiales y formas de hacerlas. Dependen de nuestros gustos, de las especies a las que van dirigidas, de los lugares donde las colocaremos, del presupuesto, de la finalidad, etc. Pueden hacerse reciclando pallets u otros objetos de diferentes materiales pero siempre pensando en su funcionalidad, en su resistencia y su durabilidad. 


La construcción es sencilla. Necesitamos un plano con las medidas, madera, lija, pinceles, sierra, barniz y brocas. Si van dirigidas a páridos (herrerillos y carboneros) los diámetros de entrada no deben ser superiores a tres cms.

Una vez terminadas les daremos varias capas de  barniz de exteriores solamente por fuera y después de haber aplicado masilla en cualquier comisura que pudiera quedar.

Podemos cerrar las tapas con tornillos o con bisagras, dependiendo de si queremos poder abrirlas con facilidad (lo que tiene ventajas e inconvenientes)

Preparadas para irse al monte.

Otra manera de construir cajas. Una sección transversal de un tronco previamente cortadas las tapas inferior y superior. Vaciamos el interior y recomponemos. 

Un hueco recuperado de una limpieza forestal ocupado por una familia de carbonero garrapinos (Parus ater)

3. Colocación

Existen varias maneras de colocar las cajas pero lo más recomendable es colgarlas  entre 3 y 5 m del suelo y separadas al menos 60-70 cm. del tronco principal. De esa manera se dificulta el acceso a depredadores potenciales como ardillas o pícidos. Hay que tener cuidado con la orientación de la entrada procurando evitar los vientos dominantes en la zona y trataremos de que la caja no quede expuesta al sol durante demasiadas horas. 

Para colgarlas emplearemos un alambre resistente de unos 50 cms.

Otra manera de fijar las cajas.

Caja ocupada por una familia de carbonero común (Parus major). Colgándolas ligeramente inclinadas hacia el frente quedarán protegidas de la lluvia.

4. Mantenimiento

Las cajas con el tiempo se deterioran y pasan de ser útiles a ser un peligro para las aves. Para evitarlo durante los meses de invierno debemos llevar a cabo su mantenimiento que consiste básicamente en su limpieza, reparación y en caso de ser necesario, su sustitución. Es recomendable al menos cada dos años el darles una nueva capa de barniz. Para ello debemos tener en cuenta que las aves no solamente utilizan estos agujeros para criar, sino que también pasan las noches en su interior. Por ello, en caso de tener que descolgarlas para su reparación las sustituiremos temporalmente por otras que tengamos para ello.
Después de la cría, en verano también debemos vaciarlas y limpiar su interior.


La "decana", una caja claramente a sustituir. Esta fue la primera que colgué, allá por los 80. Aguantó varias reparaciones y se paseó por varias ubicaciones, anidando en ella herrerillos, carboneros, petirrojos y chochines.

El interior el día de su sustitución.


A veces nos encontramos sorpresas como este nido de roedor. En estos casos dejamos todo como está. Otras veces también nos encontraremos diferentes especies de quirópteros.

El interior de una justo después de la segunda nidada del año de un carbonero común, llena de extrementos y un pollo muerto. Vaciar , limpiar y volver a colgar.

Detalle de la anterior.


5. Resultados

Tras cinco años, con una media de ocupación del 60 %, 20 cajas a dos nidadas por año con cinco pollos de media, han consegido que 600 nuevos herrerillos y carboneros hayan salido por sus agujeros. Muchos han servido a su vez de alimento a otras especies forestales, como gavilanes, cárabos, etc...Un dato más; se calcula que un cabonero común durante la época de cría puede acabar alimentando a su prole con  1,5 - 2,5 kg de insectos...echad la cuenta.

Y por último unas imágenes de cajas ocupadas.


Caja ocupada por herrerillo común. Uno de los progenitores entrando con material para forrar el nido.

Los páridos no comienzan a incubar hasta que poner el último huevo para que todos los pollos vuelen a la vez (eclosión sincrónica). Ponen entre 7 y 8 de media.

Nido de herrerillo en fase de puesta. Todavía no ha comenzado la incubación.

Pollos de herrerillo con 8 días. Los últimos días son críticos (a partir del día 10) ya que si son molestados en ese momento pueden abandonar el nido sin estar totalmente formados, con consecuencias fatales. Antes no hay mayor problema, siempre y cuando sepamos lo que hacemos.

Carbonero común (Parus major)

Carbonero garrapinos (Parus ater)

Herrerillo capuchino (Parus cristatus)

Y un gavilán, indirectamente beneficiado.

Y por último os dejo este vídeo que he encontrado por ahí: "La historia del agua embotellada", que creo que sería una buena respuesta a una posible pregunta infantil como esta; "y si las cajas son tan beneficiosas..., ¿porqué  no se potencia su uso?"








...benditos niños.

  Un saludo.








Etiquetas: , ,

sábado, 22 de enero de 2011

Una trampa para salamandras

Grupo de Salamandra salamandra en el fondo de un pilón. Proximidades del Paseo do Rato, Lugo.


Hace varios años, durante un paseo descubrí un grupo de salamandras (Salamandra salamandra) bajo unas piedras en el fondo de un pilón. Me resultó extraño pero no le di gran importancia. Tomé unas cuantas fotografías y continué el camino. Al llegar a casa, volqué las imágenes en el ordenador y de ahí a un disco externo. Allí permanecieron años hasta que un día revisando el archivo surgió de nuevo la curiosidad por saber a que se debía aquello y se lo consulté a un compañero con experiencia en anfibios. Evidentemente habían caído allí y dado que son pésimas trepadoras no podían salir.  El pilón funcionaba (y a día de hoy sigue funcionando) como una trampa y  probablemente murieron por deshidratación si llegó a secarse el agua que quedaba, o ahogadas en caso de haber subido el nivel, o bien por inanición....y sí, también pudo ser que alguien mejor informado pasase después y las sacase de allí.


...


...
Imágenes tomadas años después en el mismo lugar. Aquí se observa como funciona la trampa. El agua llega al pilón a través  de este canal y las salamandras durante la actividad nocturna van cayendo en el desde los laterales acabando en la pila. Cuando el nivel del agua es el de la imagen mueren ahogadas.


Las únicas salidas están demasiado altas y las paredes completamente verticales impiden la salida. Colocando una pequeña rampa que no ocupe demasiado volumen se solucionaría el problema.


La profundidad es de unos 80 cm.


Ante una situación así, donde resulta evidente que no pueden salir hay que sacarlas y liberarlas en las proximidades, en un lugar protegido y húmedo, teniendo mucho cuidado ya que al ser manipuladas excretan una sustancia tóxica que al contacto con mucosas (ojos,boca,..) produce irritaciones. Soluciones permanentes para estos casos son la construcción de rampas que permitan la salida.

A mayores, los problemas de esta especie "casi amenazada" según el Libro Rojo de Reptiles y Anfibios (M.M.A.), son la desaparición de sus hábitats (aquí en Galicia fundamentalmente los bosques de frondosas), la deforestación, los atropellos, la contaminación...además de ciertas creencias populares que las asocian al diablo y les atribuyen poderes sobrenaturales perjudiciales para personas y ganado, por lo cual se matan en muchos lugares.

Un saludo.

Etiquetas: ,

domingo, 2 de enero de 2011

48 imágenes del Caurel. Flora, fauna y alguna otra cosa.

 Serie de 48 imágenes tomadas entre 2006 y 2007 en esta sierra lucense de extraordinario valor biológico-etnográfico-geológico y escaso grado de protección. En esta entrada están representadas 20 especies de flora y 22 de fauna, una ínfima parte de lo que esta sierra alberga y protege para todos aquellos que deseen adentrarse en ella. A los que no la conocéis, que os guste y os animéis a visitarla.


Vista desde el punto de agua de Taro branco.


Primula vulgaris y Viola sp. De las primeras.


Macho de camachuelo (Pyrrhula pyrrhula) fotografiado el 17 de abril en las proximidades de Moreda, (concello de Folgoso do Courel, Lugo) a las puertas de la Devesa da Rogueira el más emblemático de los bosques autóctonos gallegos. .



Celidonia o hierba de las almorranas (Ranunculus ficaria), herbácea de zonas húmedas y sombreadas, también muy tempranera. Utilizada para tratar hemorroides por sus propiedades vasoconstrictoras y también contra el escorbuto en animales por su contenido en vitamina C.



Grupo de Orchis mascula en el sendero desde Moreda hacia la Fonte do Cervo, en lo alto de la Devesa da Rogueira
Esp:Satiricón común
Gal:Satirión morado
abril-2007


Orchis mascula

Esp:Satiricón común
Gal:Satirión morado
abril-2007



Narcissus sp. camino a la devesa.


Antíopa (Nymphalis antiopa) fotografiada en la parte inferior de la Devesa da Rogueira (Folgoso do Caurel, Lugo) un cuatro de abril. Se trataba por tanto de un individuo de los que pasan allí el invierno, entre rocas o en huecos de árboles (las del año vuelan entre julio y agosto) Las orugas se alimentan de sauces (Salix sp.), abedules (Betula sp.) entre otros.


Lagarto ocelado (Timon lepidus) en las proximidades de Moreda.
Gal: Lagarto arnal


Lagarto ocelado (Timon lepidus)


Las águilas culebreras (Circaetus gallicus) llegan en marzo y permanecen hasta octubre. Varias parejas nidifican en la zona. En la imagen un ejemplar revisando caminos y claros en busca de algo que llevarse al pico. Proximidades Alto do Couto.


Las lagartijas serranas (Iberolacerta monticola) están por todos lados. Esta es de Romeor.
Gal: Lagarta da serra


Otra lagartija serrana (Iberolacerta monticola). En este caso es de Moreda, probablemente una hembra.
gal: lagarta da serra


Helleborus foetidus, hierba de ballesteros.  Planta tóxica empleada antiguamente para envenenar flechas.


Buteo buteo, busardo ratonero. Proximidades del Castillo de Carbedo, en Mostad.
Gal: Miñato común.

Campanula arvatica adsurgens, una de las joyas botánicas del NE ibérico.


Vista de la Devesa da Rogueira desde el mirador del Polín. Enfrente el pico Formigueiros (1643 m)




Marta (Martes martes) fotografiada en las proximidades de Seoane do Courel, Lugo.



Eryngium duriaei, otro endemismo del noroeste peninsular. Fotografía tomada en la Fonte do Cervo, la conocida fuente de aguas ferruginosas de la devesa, bajo el pico Formigueiros.


También el la Fonte do Cervo, un grupo de Pinguicula vulgaris, la pequeña carnívora.


Otra orquídea, Himantoglossum hircinum. En gallego orquídea das barbas. Entre mayo y junio es fácil verlas entre Campelo y Moreda.



Lavandera blanca (Motacilla alba) sobre un tejado de pizarra en Moreda.


...y bajo las tejas un grupo de murciélago común (Pipistrellus pipistrellus). También en Moreda.




Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris). Hay varias colonias por la zona, este pertenece a una próxima a Seceda.


Inmaturo de petirrojo común (Erithacus rubecula) cambiando el plumaje por el que lucirá en su primer invierno. Está sobre un peral silvestre (Pyrus cordata), otro de los recursos de muchas especies.

gal: paporrubio, pereira brava





Erodium glandosum, la planta nutricia de otra de la joyas del Caurel; la subespecie "peigleri" de la mariposa Aricia morronensis. Alto do Couto, Folgoso do Courel, Lugo


Iphiclides podalirius





Aglais urticae



Santolina semidentata



Afloramientos calizos en el valle de Visuña.



Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) cebando a los pollos en las proximidades de Visuña.



Petirrojo (Erithacus rubecula) sobre un arce (Acer pseudoplatanus) ramoneado por un corzo. Visuña.
Gal: paporrubio, pradairo.



Papamoscas gris (Muscicapa striata) durante el paso de finales de verano. La especie también cría en la zona, siendo el Caurel uno de los pocos lugares donde lo hace en Galicia. Está posado sobre un arraclán (Frangula alnus, sanguiño en galego) cargado de bayas. Proximidades de Visuña.



Una inmensa despensa, serbal de los cazadores (Sorbus aucuparia)
gal: cornabudo



Camachuelo común (Phyrrula phyrrula) joven, todavía con plumaje de inmaturo. Viene de ponerse morado con la bayas de los serbales, el pico lo delata. Está sobre un pino silvestre en una plantación próxima a la Devesa da Rogueira...ejem!



Acentor común (Prunella modularis) sobre un serbal.
gal: azulenta común, cornabudo



Grupo de camachuelos alimentándose de bayas.


Carbonero garrapinos (Parus ater) en un castaño. Gal: ferreiriño negro



Colirrojo tizón (Phoenicuros ochuros) sobre un fresno (Fraxinus angustifolia)



Durante las noches lluviosas, las carreteras se llenan de anfibios a la busqueda de alimento.
Salamandra salamandra



 Devesa de Romeor



Sapo común (Bufo bufo) y lombriz huyendo despavorida.




Papamoscas cerrojillo (Ficedula hipoleuca) durante el paso, en septiembre. Fotografiado en Seoane do Caurel.


Recogida de la castaña. Proximidades de Moreda.



Un sequeiro próximo a Moreda. Se trata de construcciones para el secado de la castaña.



Glups!...el lobo.




Tarabilla común (Saxicola torquata) sobre un serbal. Romeor.



La imagen no puede ser peor...o sí pero no se me ocurre como. Para los que hayáis llegado hasta aquí: un día, antes del amanecer... unos metros por detrás venía otro...habelos hailos ;)








Por cierto; a día de hoy, 02-01-2011, la provincia de Lugo sigue siendo la única gallega sin ningún Parque Natural. Cuando se pudo, no se quiso... 






Un saludo!

Etiquetas: , , , , , ,