viernes, 15 de julio de 2011

Lución (Anguis fragilis)

Lución (Anguis fragilis)
gal: escáncer común, esgonzo, liscante

Pinchando sobre la imagen, a 800 px

No sé si es que con la edad -todo puede ser- uno levanta menos piedras, pero lo cierto es que a estos ya no se les ve tanto como hace años. A este me lo encontré completamente inmóvil en el medio de un camino que cruza un pinar. No son los pinares el hábitat idóneo para esta especie, y menos si tienen escaso estrato herbáceo como suele ser habitual, pero se da la circunstancia de que este pinar en concreto es pequeño y está rodeado de carballeiras y prados bastante húmedos, que ya se van pareciendo bastante más a lo que necesitan.

Su nombre científico y otro con el que se le conoce en español, serpiente de cristal, hacen referencia a una característica, la autotomía caudal, que nos recuerda que son saurios y no ofidios, como podría pensarse al menos por este último nombre. Otro detalle son sus párpados móviles, que las serpientes no poseen.ya que en éstas están permanentemente cerrados (son escamas transparentes) Anatómicamente, los luciones, poseen dos cinturas, una escapular y otra pélvica donde se asentaron los pares de patas que evolutivamente han perdido. Esta apariencia de ofidio les ha resultado muy útil de cara a librarse de muchos depredadores potenciales, hasta que toparon con nosotros y nuestros miedos, claro.

Pinchando sobre la imagen, a 800 px

Asociada a la región eurosiberiana, está presente y es bastante común en todo el norte peninsular. Se alimenta de lombrices, hormigas, larvas de insectos, miriápodos, babosas...Alcanzan la madurez sexual tarde, sobre los cuatro años y es ovovivípara, pariendo a las crías completamente autónomas tras la eclosión de los huevos después de tres meses en el interior.

Otra curiosidad es la que se cuenta en el libro de José Curt Martinez Galicia viva, la fauna gallega y algo más, donde dice: "Llegado el otoño, el lución, como todos los reptiles de nuestras latitudes,se aletarga, haciéndolo en este caso socialmente, es decir, con otros congéneres, veinte o treinta, que, juntos, cavarán un agujero de relativa profundidad (de 10 cm. a 1m.) en donde estrechamente enlazados dormirán el sueño invernal"



Un saludo

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal