lunes, 11 de abril de 2011

Sapo común (Bufo bufo)

Entre los anfibios sin cola (anuros) ibéricos, las hembras de sapo común son las que alcanzan mayor tamaño pudiendo llegar a sobrepasar los 120 mm (desde el hocico a la cloaca) como en el caso de la que os presento que rondaba los 13 cms. Me la encontré en la devesa de Romeor, en la sierra del Caurel lucense el 7 de abril, mientras fotografiaba al papamoscas cerrojillo de la anterior entrada. 


El lugar en el que se encontraba, en el lateral de un sendero, aproximadamente a un metro de altura del suelo del camino.



Se encontraba internándose "marcha atrás" en un agujero de roedor,  en el borde de un camino que atraviesa un pequeño bosque de hayas y abedules. Para hacerlo se abría espacio con las patas traseras, expulsando la tierra de los laterales hacia el exterior. Generalmente son animales nocturnos pero durante la época de celo, en la que nos encontramos, también tienen actividad diurna.

Si pincháis sobre las imágenes podréis verlas a mayor tamaño (800 px)




Aquí se aprecian las glándulas parótidas, justo detrás del ojo, esos engrosamientos con forma de haba que en determinadas situaciones segregan una sustancia tóxica que al contacto con mucosas produce irritaciones. 

Pues sí...guapa no es. Pero de ahí a ser el diablo...


Se alimentan básicamente de todo lo que se mueva, quepa por esa boca, no corra demasiado y no dé mucha guerra.

En esta imagen se aprecia la pupila horizontal y el espectacular color del iris, entre dorado y anaranjado.







Un saludo y gracias por visitar.

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal